"Los recuerdos trascienden el paso del tiempo sin cambiar, las manzanas que anuncian la llegada del Invierno saben a un Verano ya pasado."

jueves, 30 de agosto de 2007

Gran actualización ^^

Y por fin, después de mes y medio aislada de la civilización, vuelvo a mi querido ordenador. Y vuelvo con la continuación de la biografía de Vladie (gracias por hacer el esfuerzo de transcribir todo eso para que yo lo pueda copiar Glor ^^).

En semejante ambiente, el joven Drácula no pudo sino convertirse en uno más de esos asesinos de crianza. Aprendió turco, a jugar sucio, el "arte" de torturar a los prisioneros (y nosotros lo aprendimos de él..^^), pero, sobre todo, aprendió a albergar en su interior grandes odios y a no exteriorizarlos. En 1447 su padre fue asesinado, se cree que por orden de Janos Hunyadi, el gobernante húngaro. Los turcos seguían avanzando imparables hacia el Este a través de Hungría, hacia Budapest, los húngaros necesitaban un aliado en el que pudieran confiar para contener la expansión del imperios otomano hacia sus fronteras, y Vlad Dracul II se había convertido en una marioneta de los turcos.

Aproximadamente en la misma época, su hermano mayor Mircea fue hecho prisionero por los boyardos sajones con la intención de poner en el trono a uno de los suyos. Lo cegaron, lo enterraron en arena y lo mataron lentamente (xDDDD)

Cuando estos acontecimientos llegaron a oídos del sultán, se acordó del joven Drácula, seguro de que, ansioso por recuperar su principado y vengar la muerte de su padre y de su tío, se uniría a él en sus batallas contra los húngaros y los boyardos. Le concedió licencia para regresar a su tierra natal y se ofreció a ayudarle a recuperar su trono en Valaquia, pero, una vez lejos de la corte turca, Drácula fue a Moldavia, donde residían los parientes y amigos de su madre, para evaluar la situación de su patria desde lejos, y fuera de la influencia del sultán.

Hunyadi había colocado en el trono del padre de Drácula a uno de sus vasallos más leales y de mayor confianza, pero incluso a este le resultó imposible contener las fuerzas turcas, y finalmente terminó por hacer una tregua con el Imperio Otomano.

Había llegado el momento de Drácula. Él y su modesto contingente de guerreros moldavos se unieron a Hunyadi en sus batallas contra los turcos. Drácula juró lealtad y buena fe al gobernante húngaro, y pronto comenzaron a correr de boca en boca su intrepidez, su destreza y su ferocidad en la batalla. Sin embargo, Hunyadi murió al finalizar la batalla de Nandorfehervar. Entonces Drácula regresó a su tierra natal portando el estandarte de su antiguo amigo y aliado, Segismundo, y, por edicto de Ladislao, sucesor de aquel, fue coronado príncipe de Valaquia (^^).

Drácula estableció su corte en Tirgoviste, desde donde dirigió a su ejército contra la ciudad sajona de Sibiu. Sus hombres mataron, mutilaron, violaron y torturaron a la población. De hecho, los que lograron escapar relataron las primeras historias sobre las atrocidades perpetradas por Drácula. Contaban que empaló a unos diez mil hombres, mujeres y niños. Mientras se afilaba la punta de finos troncos de árboles sin ramas, o de estacas de madera, obligaban a las víctimas a abrir las piernas y las inmovilizaban, para luego ensartarlas en ellos hasta que la punta les salía por la boca o por la garganta, las hincaban en el suelo y los dejaban morir (Me encanta esto, yo deberia haber vivido en esos tiempos!!xDDD)

Se dice que, en cierta ocasión (ya empezamos con las anécdotas..xDD), un viajero de paso por la corte quiso saber el motivo por el cual Drácula infligía tan horrible castigo a sus conciudadanos; le explicaron que los sajones habían tratado injustamente a los valacos, y que les había llegado la hora de la venganza.

Cuando hubo termiando con Sibiu, Drácula ordenó a sus fuerzas que cargaran contra Brasov, otra ciudad sajona. Tras la toma de la ciudad, el cruel método de ejecución se repitió. Las crónicas de la época dicen que las coinas que rodeaban la ciudad quedaron tan cubieras con las estacas de cuerpos descomponiéndose, que desde la distancia parecían bosques (yo quiero una foto de eso..). Allí, entre los muertos moribundos, Drácula había ordenado a sus hombres que le sirvieran vino y comida en una mesa dispuesta con cubiertos de plata de Viena y la mejor porcelana, y allí se sentó a almorzar, mientras los sajones agonizaban. De hecho, existe un grabado de Ambrosius Huber, publicado en 1499, en el que se muestra a Drácula comiendo tranquilamente en una mesa de madera, cubiera con un mantel blanco de lino, un par de copas, un plato lleno de carne y una hogaza de pan. Drácula está vestido como un gentil hombre de la época, con una capa ribeteada con pieles y un elegante sombrero. Su rostro se muestra impasible, e incluso parece adivinarse una sonrisa en sus labios, mientras que sus ojos se alzan hacia la espantosa escena a su izquierda: Una masa de hombres y mujeres empalados que se retuercen de dolor, los ojos abiertos como platos, las bocas abiertas. A la mayoría de ellos las estacas les atraviesan de atrás a delante, mientras que otros han sido ensartados por la espina dorsal. Drácula está gesticulando hacia ellos, como dando instrucciones al hombre que tiene frente a él, vestido con una sencilla túnica y un sombrero, desmembrando un cuerpo, y por el suelo pueden verse cabezas y brazos, que inducen a preguntarse qué clase de carne es la que hay cocinada sobre la mesa.

Sobre la escena puede leerse el siguiente texto en alemán: "Aquí comienza la muy cruel y terrorífica historia de un salvaje sediento de sangre llamado voivod Drácula, de cómo empalaba y asaba a la gente, de cómo los cocía en una olla y los despellejaba, de cómo los troceaba. Asaba incluso a los niños, obligando a las madres a comer su carne (es una buena tortura..). En esta obra se relatan además muchas otras cosas horribles, y se habla de la tierra en la que gobernó".

El libro describe así la conquista de Brasov por parte de Drácula: "A todos aquellos a quienes había hecho prisioneras, los sacó de la ciudad, y prendió fuego a ésta, reduciéndola a cenizas. Los cautivos, hombres, mujeres, ancianos y niños, fueron empalados sobre una colina cercana, y junto a ellos hizo que le sirvieran el almuerzo y se sentó a disfrutar de él".

En 1460 tomó la fortaleza de Fagaras y empaló a otras veinte mil personas (como quien ve llover..). Un libro de historia rumano relata otra versión de estos mismos hechos, matizando que Drácula sólo prentedía vengarse de auqellos que sospechaba habían colaborado en el asesinato de su padre y su hermano. Fuera o no auqella la razón, la cuestión es que Drácula no volvió a tneer problemas con los sajones. Le pagaban sin rechistar los diez mil ducados de oro que les exigía como tributo anual, y los nobles asistieron a partir de entonces a los actos que se celebraban en su corte, como se esperaba de ellos.

Fue precisamente una de dichas ocasiones en la corte de Tirgoviste la que permitió construir su castillo en Poenari (xDD). Por la Pascua de 1459 (aunque varias crónicas sitúan estos hechos en Pentecostés), Drácula invitó a todos los boyardos de las tierras circundantes a un banquete especial (risa maligna). Cabe imaginar, lógicamente, que muchos de los invitados se habrían sentido atemorizados ante la idea de tener que asistir, pero seguramente temían más las consecuencias de rechazar la invitación del voivod.

Como era la costumbre, se presentaron en la corte con sus familias, presentaron sus respetos al príncipe Dracul y fueron ocupando las largas mesas de madera cubiertas con abundantes viandas: Jabalí y ciervo asado, jarras de vino, morcilla... Había músicos, juglares, comefuegos y hasta teatro.

Los invitados se relajaron poco a poco y empezaron a disfrutar del banquete y la diversión. Los más jóvenes salieron incluso a bailar. Y, entonces, Drácula atacó (ZAS! en toda la boca!). Sus hombres rodearon a los alegres invitados y los hicieron prisioneros. Los de más edad fueron empalados alrededor de Tirgoviste, quizá como advertencia a los demás, mientras que los boyardos más jóvenes, juntos con sus mujeres e hijos, fueron conducidos hasta Poenari. Era una escalada de más de sesenta kilómetros, y pronto las mujeres y los niños acusaron el cansancio. Aquellos que se detenían o se desplomaban sobre la tierra eran empalados inmediatamente. El resto siguió marchando hasta donde se encuentra la ciudad de Arefu, y allí los obligaron a picar piedras y a acarrear cantos por un empinado paso de montaña, hasta el lugar que Drácula había elegido para erigir su nuevo castillo. A decir de algunos, habría reconocido el terreno años atrás, atrído por su localización apartada y su invulnerabilidad ante posibles ataques; aunque otros aseguran que la principal razón fue que en el pico opueso había existido en el pasado un fuerte romano, cuyas piedras podía reutilizar.

Los boyardos trabajaron mes tras mes para construir el castillo, sus ropas hechas jirones, sus hijos muriendo de inanición, sus mujeres desnudas y hambrientas. No se sabe cuánto llevó terminar el castillo, pero las crónicas dicen que ninguno de los boyardos vivió para ver la obra culminada.

Parte de la estructura original ha sobrevivido hasta nuestros días: la base de una de las cuatro torres, piedras esparcidas cortadas de modo manual, parte de una muralla que puedo haber sido la original, parte de una ventana... (yo quiero irrrrrrrrr!!) La vista del castillo desde el paso de montaña es increíblemente hermosa, y en los días despejados se pueden ver los picos cubiertos de nieve y, en la lejanía, el lugar favorito de Drácula, Curtea de Arges, donde él y su padre habían sido designados gobernantes de aquellas tierras.

Drácula no tenía miramientos con los ancianos y los indigentes de los que tuvo con los boyardos (^^ Ains ^^) Y, como hiciera con éstos, tendió una trampa a los mendigos y vagabundos para librar sus tierras de ellos. Hizo que sus hombres recorrieran toda la campiña, invitando a los mendigso y vagabundos a un banquete en su palacio de Tirgoviste. Cuando llegaron, los trató como si fueran de la realeza, lavándolos y vistiéndolos, haciendo que se le unieran a continuación en un enorme festín de carne de caza y el mejor vino de sus bodegas. Hubo nuevamente múica y baile, y cuando la fiesta alcanzó su punto álgido, en el que la mayoría de los asistentes estaban dormidos o borrachos, Drácula hizo que sus sirvientes prendieran fuego al comedor y salieran de él, dejando encerrados a los indigentes (el puto amo xDDDDD). El príncipe escuchó impasible sus gritos de ruego primero, de dolor después, y, finalmente sus estertores (fases del quemado xD), como había hecho con auqellos que había empalado en Brasov. Después de aquello, durante muchos años, ningún otro vagabundo o mendigo se atrevió a poner un pie en Valaquia.

En tiempos mucho más recientes, el gobierno comunista rumano de Nicolás Ceaucescu hizo un esfuerzo grotesco por reinventar la figura de Drácula como héroe nacional. El Ministerio de Turismo erigió una estatua de Drácula cerca del paso de montaña que asciende hasta el que fuera su castillo y, en esa nueva versión "oficial" de su reinado, se le exaltaba como a un valiente guerrero que había contenido el acance de los turcos hacia Valaquia y Transilvania mediante su fuerza y su astucia. Se aseguraba también que, aunque era cierto que había empalado a miles de sus compatriotas (según algunos, el número ascendería a cien mil), había empalado y asado vivos a muchos más turcos. Además, la versión comunista subrayaba que sus crímenes contra los boyardos habían sido sólo una venganza por el asesinato de su hermano Mircea, y su complicidad en el horrible asesinato de su padre, ya que Drácula, según parece, nunca creyó que hubieran sido los húngaros quienes urdieran la muerte de su padre. ¿Y qué mejor advertencia contra nuevas traiciones que una masa de empalados agonizantes dispuestos en círculos concéntricos en las afueras de la ciudad, para que los que habían sobrevivido pudieran verlos?

Así pues, los libros de la época comunista decían, y con razón, que los métodos de Drácula tenían como intención asustar a los terratenientes boyardos y que se sometieran a su mando. Los cadáveres empalados servían además de advertencia a los turcos, para que supieran que no se debía soliviantar al príncipe de Valaquia, que había aprendido bien de ellos el "arte" de la tortura (y nosotros de ti, Vlad... ^^)y que no dudaba en emplearlo si llegaba el caso.

De hecho, cuando el Imperio Otomano envió a dos emisarios a su corte de Tirgoviste para ofrecerle firmar un tratado de paz, hizo que les clavaran los turbantes a la cabeza, antes de dejarlos regresar junto a su señor. Si en toda Europa del Este era costumbre quitarse el sombrero en presencia de una persona de mayor rango, en la corte de Vlad Dracul III lo más aconsejable era mantenerlo lo más apartado posible de la zabeza. Los dos turcos, o ignoraban esta cortesía, o decidieron obviarla a favor de la etiqueta de su propio país, según la cual uno no debe descubrirse jamás ante un superior en señal de respeto. Drácula exigió saber por qué le faltaban al respeto tan flagrantemente. Los emisarios le confesaron que, en esas circunstancias, la costumbre entre sus gentes era exactamente la contraria, hecho que por fuerza debía conocer Drácula, habiendo crecido prisionero del Imperio Otomano. A pesar de todo, les respondió que se aseguraría de que no volviesen a olvidar cómo se mostraba respeto en otros países, y de que no regresasen al suyo jamás (xD). Y, seguidamente, mientras algunos de sus hombres los sujetaban, otros les clavaron los turbantes en la cabeza.

9 comentarios:

ángel dijo...

Ya era hora de que llegaras a la parte interesante (la de la sangre, las matanzas y las violaciones), fijate que hasta me lo he elido y todo ;P.


Me alegro de volver a leerte por aquí.

Syg dijo...

Gracias, yo tamien me alegro de que vuelvas a pasarte por mi blog ^^

P.D: saaaaangreeee....

ángel dijo...

:)

Nunca he dejado de hacerlo, pero tampoco tenía nada que poner, por que me niego a poner cosas del estilo 'actualiza, actualiza ya, que actualices de una vez; jo, me aburro, ¿quieres actualizar y poner algo?' y cosas por ese estilo.


P.D: Necesito que la humanidad se autodestruya de una puñetera vez, que me estoy estressaaando.

Syg dijo...

Si, todos queremos que llegue el fin del mundo u_u

Lord Balin dijo...

WO! has actualizado! que sorpresa! xDDD. Ish...si ejque hace mucho que no hablamos...porque mi padre me ha recortado el suelo de móvil U_U. A ver si volvemos a contactar algún dia ^^.

Mere dijo...

El patocalipsis is coming...(espero)

ángel dijo...

El patocalipsis is coming...


???????? O_OU LOLAZO.


A los 8 años hice una 'representación' de teatro, y el final era la llegada... del patocalipsis.


xDDDD, Diiooooooooox.

Syg dijo...

A mi me da igual lo que llegue mientras acabe con el mundo xDDD

Duneiel dijo...

HOYGAN actualicen, y díganme qué tal las notas :D!!